1. Inicio
  2. /
  3. SEO
  4. /
  5. 7 errores de diseño web negativos para el SEO de tu página

7 errores de diseño web negativos para el SEO de tu página

SEO, Web

La información sobre SEO que circula por la red es bestial. Y aun así, a veces algunas personas que se han montado sus webs en plan Do It Yourself (DIY), o incluso diseñadores web profesionales, se concentran en el diseño sin prestar atención a los factores de posicionamiento. ¿Tú también cometes estos errores de diseño web negativos para el SEO de tu página…? ¡Compruébalo! 🙂


El diseño es muy importante en la página web o la tienda online de cualquier negocio. Especialmente, para conseguir que las visitas se conviertan en conversiones. Unos pequeños cambios en el diseño pueden disparar las ventas en una web, o pueden provocar auténticas estampidas de usuarios que se marchan a otro sitio. Y si hago hincapié en esto es para mostrar hasta qué punto creo que el diseño web es importante.

Pero el diseño nunca puede ponerse por delante de otros criterios relativos al posicionamiento web. SEO y diseño web deben trabajar unidos para lograr visitas y conversiones.

Los siete errores de diseño web negativos para tu SEO, y que probablemente no conocías

Te explico a continuación cuáles son los errores de diseño más comunes que afectan negativamente a tu SEO. ¿Preparado?

#1. Introducir poco texto

¡Ojo!, fotógrafos, videógrafos, diseñadores gráficos o gente del mundo de la moda. Es verdad que lo visual en vuestros sectores destaca mucho, y debe tener una gran visibilidad en vuestro sitio web. Pero el texto es necesario.

Por muy importante que sea la imagen en tu sector, una web en gran parte se posiciona gracias al texto. Si combinas palabras e imágenes de forma inteligente no solo conseguirás conservar la prioridad de la imagen, sino que reforzarás el impacto visual.

Es importante meter contenidos en palabras, comprensibles para los humanos y optimizados para los buscadores. En igualdad de condiciones, una web con más texto (en general) tendrá tendencia a posicionarse mejor que otra que tiene menos.

#2. Utilizar las etiquetas h con criterios de diseño, y no de SEO

Los themes suelen traer una tipografía concreta para las etiquetas de encabezado (h1, h2… h6). Cada una presenta un tamaño y un tipo de letra distinto.


Algunos diseñadores amateur (y otros que no lo son tanto) utilizan estas etiquetas pensando más en el diseño que en el SEO.

A veces, sorprendentemente, incluso te encuentran con webs sin un h1, que es una de las meta etiquetas más relevantes para el SEO, porque el texto que coloquemos ahí informa a Google sobre el contenido principal de la página.

De hecho, las etiquetas de encabezado son una cuestión de SEO, pero más en general son fundamentales desde el punto de vista de la maquetación, la estructura de la información y la usabilidad en general. Aunque te guste más cómo quedan las letras en h3, no debes colocarlas a menos que hayas metido previamente alguna etiqueta h2, y por supuesto no puedes prescindir de un h1 en una página que quieras posicionar.

Para jugar con las tipografías, modificar las que trae el theme por defecto, etc., no uses las etiquetas h. Métele mano directamente al CSS de tu web, o busca alguien que lo sepa hacer 🙂

#3. Subir imágenes o vídeos muy pesados

Sin abandonar los sectores de gente que se dedica al mundo de la imagen, y que son quienes más suelen incurrir en este tipo de errores de diseño web que pasan factura al SEO de la página, quiero hablaros de archivos multimedia (especialmente, imágenes y vídeos).

La velocidad de carga es uno de los factores SEO más importantes. De hecho, una de las especialidades del SEO es el Web Performance Optimization (WPO). Cuanto más archivos pesados incluya tu web, más lenta cargará. Además de que los usuarios se van a marchar mientras tu página carga, el breve tiempo de permanencia en la página y la alta tasa de rebote afectarán negativamente a tu SEO.

Si quieres comprobar la velocidad de carga de tu web, puedes hacer un sencillo test con PageSpeed Insights de Google.

#4. No redimensionar las imágenes antes de subirlas a tu web

Este podría considerarse un caso especial del punto anterior, porque seguimos hablando de archivos multimedia pesados. Pero esta vez es posible que el error no esté en el archivo en sí, sino en el hecho de no haberlo redimensionado antes de subirlo.

Es posible que tu theme te permita introducir una imagen grandísima, y después quede reducida justo al espacio que necesitas. Sin embargo, la imagen sigue siendo un archivo grande, y ralentiza la carga de tu web.
En lugar de subir la versión original, redúcela hasta alcanzar el tamaño que deseas antes de subirla.

#5. Meter el texto, pero en la imagen

Este también es uno de esos fallos inexplicables, pero que todavía se ven en muchas webs.

Un texto, como parte de una imagen, ¿sigue siendo texto…? No es una pregunta filosófica; tiene una respuesta muy clara si hablamos de comprensión semántica de los buscadores. Un texto intentando como parte de una imagen, NO es un texto a ojos de Google. Su algoritmo no puede leer el contenido de las imágenes.

A veces estas cosas se hacen para buscar atajos y tomar el camino más corto para lograr algo con el menor trabajo de diseño posible. Pero es muy contraproducente, porque te va a restar oportunidades de aparecer en los buscadores.

#6. Los pop-ups e intersitials

Las ventanas emergentes con mensajes de ventas o publicidad son perseguidas ahora por Google. De hecho, los de Mountain View llevan mucho tiempo advirtiéndolo.

¿La razón? Porque joroban bastante la experiencia de usuario en móviles, la gran obsesión de Google, ya lo dije en el post sobre las tendencias SEO para el 2017.
Los pop-ups tenían un gran poder de conversión para captar suscriptores para posteriores acciones de envío de newsletters, ofertas, etc.; vender ebooks u otros productos; etc.

Algunos pop-ups que solo ocupen una pequeña porción de la pantalla, no oculten el contenido y se puedan cerrar fácilmente, en principio, no se penalizarán. Pero debes andar con cuidado, porque la frontera entre una ventaja emergente que no molesta y una que sí lo hace es más sutil de lo que parece.

#7. Obligar al usuario a hacer scroll

Los vídeos a la altura de la cabecera de la página, las imágenes muy grandes, y los sliders, si ocupan toda la pantalla y ensombrecen otra información importante de la página, obligan a los usuarios a hacer scroll. Pero si pillas al visitante en un día en que está un poco más perezoso, quizá directamente se marche de tu web.

Cuando un usuario entra en una página web por primera vez se está preguntando “¿Qué hay aquí para mí?”. Debes ser capaz de ofrecer información que le ayude a responder a esa duda. Si lo distraes con fuegos artificiales, por muy bonito que quede desde el punto de vista del diseño, estarás empeorando la experiencia de usuario, y eso acaba notándose en el posicionamiento en buscadores, porque aumentarán los abandonos y los rebotes.

¿Cómo es el diseño web orientado al SEO?

Bueno, esta pregunta da para otro post. Pero para empezar, ya sabes que para conseguir un buen diseño web orientado al SEO que ayude a tus contenidos a posicionarse mejor en los resultados de búsqueda orgánicos, ya sabes qué es lo que no debes hacer.

Por darte algún consejillo más en ese sentido, te diré que si te estás currando tú mismo tu propia web en plan DIY, aprende primero algo de SEO. Si te está haciendo la página una empresa o un profesional de diseño web, ¡asegúrate de que tiene nociones sólidas de SEO! 🙂

Y si te ha parecido bueno este post, ¡compártelo en las redes sociales 😉 !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Compartir

Últimas entradas